4º año de la Escuela de Teología Beato Manuel González

Elsa Samperio nos da su testimonio sobre el 4º curso en la Escuela de Teología Beato Manuel González

Llamados  a madurar la fe, la tarde de los viernes me ha servido, una vez más, para “entrenar el alma”: con ilusión, entusiasmo, a meterme con patas y todo en este conocimiento.

Esta llamada es encuentro, ágape, alegría y formación,  necesaria para dar una respuesta humilde, seria, verdadera y comprometida a todos los interrogantes que la realidad me plantea actualmente, tan cambiante tan individualista y descarnada que se olvida de los pobres.

Durante este año se trató la Pastoral Sociocaritativa: Cáritas en todas su dimensiones,  Manos Unidas, Pastoral de la Salud, Pastoral Penitenciaria ,y Pastoral de las Migraciones.

Algunos alumnos ya estaban o están desempeñando su voluntariado dentro del eje de la caridad pero consideraron  que debían actualizarse impulsados por el don del mejor hacer y  dedicaron este tiempo a la formación.

Quiero agradecer a los ponentes que hicieron que su clase fuera activa, participativa, amena, con contenidos actuales y novedosos y a aquellos cuya clase fue un testimonio vivo encarnado, personal, casi intransferible de su experiencia como los de la Pastoral Penitenciaria, sin Power Point, sin nada más que su amor y su vivencia. Dios los bendiga.

Debido al diseño de las clases se me quedó en la punta de la lengua la pregunta “¿Señor qué quieres Tú que yo haga?” Pero estaré atenta en la oración, en mi casa, en mi quehacer en la Iglesia a vislumbrar los designios de Dios para contestar la pregunta que seguramente me hará ¿Dónde está tu hermano? desde el amor y la verdad.

Elsa Samperio.


3 respuestas a “4º año de la Escuela de Teología Beato Manuel González

  1. Muchísimas gracias Elsa por todo tu trabajo en la Parroquia y por darle mucha importancia en tu vida a la formación teológica, bíblica, moral, litúrgica y pastoral. ¡Adelante!

    Me gusta

  2. Gracias, Elsa, Con el tamaño de un tuit has dicho todo y nos damos por enterados los que no asistimos. Aunque desde la barrera, me parece una faena valiente, muy valiente por tu parte. Estás convencida que hasta la hora undécima el Amo contrata trabajadores. Dios te bendiga.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.