La entrevista: Rocío Romero de los Ríos

Desde Guatemala nos llega una entrevista muy esperada. Rocío, miembro de la comunidad juvenil Allmighty-Jah, miembro de la PJV, voluntaria de Cáritas y voluntaria en Cottolengo, del que también es representante en el Consejo Parroquial. Durante dos meses (agosto-septiembre) se encuentra en Guatemala, ofreciendo talleres educativos a los niños y adultos que allí viven. Pero desde aquí estamos seguro que no solo hará eso. Su entrega es total, como podemos comprobar a través de su blog ‘La alegría de hacer el bien’. Gracias por compartir esta vivencia de tu fe con todos nosotros y desde aquí queremos seguir deseándote suerte en tu camino. Esperamos a tu vuelta para que nos cuentes más cosas.

rocio1

1. ¿Cómo una chica de nuestra parroquia ha llegado hasta Guatemala? Aún no lo se ni yo. La providencia lo hace todo, siempre ha sido un sueño y hablando con una profesora de la facultad me lo planteo y me decidí.

2. ¿Lo tuviste claro o te lo pensaste dos veces? No me lo pensé, acepte sin más. Al llegar aquí mi primera impresión fue… ¿por qué no me lo habré pensado dos veces? Pero gracias a Dios no me lo pensé y me vine a la aventura, una locura… pero ¡¡bendita locura!!

rocio4

3. ¿En qué consiste exactamente tu labor allí? Mi labor exacta es hacer talleres de habilidades sociales con los chicos del colegio (tanto por la mañana, como por la tarde y en diferentes aldeas). Lo que yo hago… darme a los demás en todo lo que necesiten regida por unas normas pero dejándome llevar y haciendo lo que siento.

4. ¿Cómo definirías Guatemala? No tengo palabras aún para definirla. No sabría exactamente que decir. Una realidad impactante y difícil, una realidad que te llena el corazón, que te deja marcada y que te hace cambiar la mirada.

5. ¿Cuáles son las situaciones de injusticia qué más te han llegado al corazón? La pobreza… yo creía que había visto pobreza pero nada que ver con lo que hay aquí. No tener nada, no poder tener nada, no tener oportunidad de nada y vivir en un medio donde nada está a tu alcance… y aún así vivir con fe y alegría y compartiendo con los demás lo muy poco que tienen.

rocio7

6. ¿Qué está siendo hasta el momento lo más complicado? El miedo. No poder ir tranquila por las calles, no poder salir a cualquier hora (razonable para mi, por ejemplo las 6 de la tarde), ir nerviosa en cada camino porque en cualquier momento te pueden asaltar y robar. Escuchar historias en las que se te quitan las ganas de salir de la casa.

7. Pero tu blog se llama “La alegría de hacer el bien”. ¿Cuál ha sido hasta ahora el momento más alegre? Poder compartir momentos con los niños del hogar (niños que viven aquí internos, porque tienen historias realmente difíciles), que te regalen tanto a cambio de tan poco. Poder compartir esta experiencia rodeada de gente de Dios (Madres de desamparados) y poder compartir un ratito del día en la capilla de la casa, algo que repone energías y te llena de amor e ilusión.

rocio3

8. ¿Y qué tal te está resultando la experiencia de vivir la fe y celebrar la Eucaristía tan lejos de tu gente? Muy difícil, creo que es lo que más me está costando. En muchos momentos me encuentro perdida, con necesidad de una guía, alguien que me guíe en tantas experiencias pero tendré que esperar a mi acompañamiento cuando llegue a casa. Y la eucaristía viviéndola con mucha fe, porque si no… no hay quien la aguante. Unas homilías de 1 hora casi, en las que no se dice nada y con otra cultura y otro mundo. Me quedo con una frase de un cura de aquí “las homilías tienen que ser como las minifaldas… cortas pero que enseñen”. Así que con ganas de escuchar una homilía de Padre Paco o en su defecto cuando vuelva de Padre Paquito (que gracioso)

rocio6

9. En tu famoso blog encontramos la frase siguiente: “Descolocas mi orden y me dices que salte al vacío, que confíe en ti”. ¿Qué significan estas palabras para ti? Lo significa todo, es un resumen de mi día a día. De mi último año… decir que sí a Dios, decir que si a lo que te pide y hacer todo lo que este en tus mano poniéndolo a Él en primer lugar.

10. ¿Hay algo que quieras decirle a los lectores de esta entrevista? Gracias por tanto apoyo, por tanto cariño desde tan lejos. Y que si tenéis la oportunidad de vivir una experiencia de este tipo no lo dudéis… saltad al vacío. Aah otra cosa muy importante… gracias a Los Sagrados Corazones por tanto como me han enseñado. Y lo último… os echo de menos a todos!


5 respuestas a “La entrevista: Rocío Romero de los Ríos

  1. Estas experiencias dejan un sello que te acompañará toda la vida y que te cambia.Animo y espero la charla-coloquio

    Me gusta

  2. ¡Que alegría más grande poder “escuchar” de ti tantas palabras que huelen a Evangelio hecho vida! Muchas gracias Rocío por tu testimonio.

    Me gusta

  3. Rocío: De nuevo, como te digo en tu blog, muchas gracias por compartir tus vivencias con la Parroquia. Organizaremos en este curso próximo una charla-coloquio contigo para que nos transmitas todas tus vivencias y experiencias de fe en Guatemala.
    Tu Párroco hermano: Francisco de Paula Piñero y Piñero.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.