Crónica de la Confirmación 2014

Mi experiencia sobre la confirmación

14217815277_13ed8c32be_bSoy Grace Baque, una más al servicio de nuestra Parroquia Virgen del Camino. Pertenezco al Equipo parroquial de Liturgia y al grupo de lectura creyente de la Biblia de los jueves; además soy catequista de iniciación cristiana. Estoy casada y con dos hijos, Bryan y Jorge Francisco.

Debo decir que justo cuatro días antes de recibir el Sacramento de la Confirmación tuve que ingresar en el hospital para una operación de bocio nodular.  Yo creí que era una operación sencilla y que al día siguiente de la operación estaría de nuevo en casa preparándome para este acontecimiento importante en mi vida, pero no sucedió así. Tuve una analítica con la novedad de que los niveles de calcio habían desaparecido por lo que de inmediato decidieron ponerme  suero y un aparato para controlarme el calcio; por lo demás iba evolucionando favorablemente; no perdí la voz y podía comer perfectamente. Con estas pequeñas molestias parecía que el viernes, víspera de la Confirmación, parecía que podrían darme el alta hospitalaria, pero no fue así.

El sábado, día de la Confirmación, a las seis de la mañana, me hacían una nueva analítica  y entonces me dirían si podría salir del hospital o no. Gracias a Dios todo salió normal.  Y entonces tuve que esperar a que viniese el médico a darme el alta. La mañana del sábado se me hizo eterna esperando que apareciera algún médico para poder ir a casa. ¡Tenía tantas ganas de salir para no perderme la confirmación de mi hijo y la mía! Poder ver  que después de tantos años de lucha mi hijo con este sacramento estaba dispuesto a decir que sí a Dios con todas sus consecuencias.

14404260625_943d11ea94_bCuando ya me había resignado con dolor que iba a permanecer todo el fin de semana en el hospital apareció la Doctora solo para darme el alta a mí. Yo siempre digo que Dios es maravilloso, que si te fías de Él pasan cosas extraordinarias por eso siempre digo a mis amigas ante cualquier circunstancia, confía y espera. Llegamos a casa a las 15:30 horas. Tenía que descansar para la tarde-noche y poder vivir el acontecimiento, el gran momento en que mi familia iba a ser partícipe de esta Confirmación, porque no solo se confirmaba mi hijo Jorge Francisco sino también mi marido y yo y porque mi otro hijo iba a ser el padrino de uno de nosotros.

Y llegó el momento en que un grupo de jóvenes y adultos emocionados estábamos reunidos para poder decirle sí a Dios, recibir el Espíritu Santo, saber que en este acto de fe estábamos dispuestos a dejarnos llevar por Dios. Como dice la Palabra de Dios: “El Espíritu de Dios está sobre mí, Él me ha ungido a proclamar la buena nueva”. Porque estamos llamados a convertir nuestra vida cotidiana en continua celebración eucarística para que cada vez que nos reunamos en su nombre para partir el pan, sea expresión de que continuamente nos partimos, compartimos, repartimos y entregamos a los hermanos cada uno con nuestra propia vocación de fe y nuestra vida diaria.

Grace Baque


4 respuestas a “Crónica de la Confirmación 2014

  1. En la cena parroquial te eche de menos,me dijeron: Grace ha sido operada, pero creía que fue posterior a la confirmación. Leyendo este testimonio me he quedado un poco triste y a la vez me he alegrado,verás el día que te confirmastes te felicité y de haberlo sabido, te hubiese felicidado doblemente,se te veía estupenda.Gracias por compartir tu experiencia.
    Padre Emilio, “os echamos de menos en la cena”

    Me gusta

  2. Y yo me gozo desde Valladolid. Estuve presente a mi manera y empujando a todos los santos para hacerlo posible.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.